meditación 

bodhana meditacion mallorca…

creamos el espacio para experimentar diferente tecnicas de meditacion y eventos en la isla de mallorca. clases, cursos, festivales y introducciones a la meditacion, meditaciones activas y pasivas, meditaciones guiadas, ejercicios de concencia, vipassana, mindfulness…. aqui abajo encuentras  un pequeño resumen sobre como entendemos la palabra ‘meditacion’ y su esencia.

qué es meditación…

Mucha gente todavía cree que la meditación está solo relacionada con sentarse con las piernas cruzadas y los ojos cerrados o con cantar mantras u observar la respiración en una sesión de yoga. Éstas son solo tres técnicas de las muchas que se pueden practicar para aprender cómo salirnos de nuestra mente mecánica durante unos instantes y reconectar con quien realmente somos, por debajo de todas las capas de condicionamiento y protección. Diferentes técnicas que se adaptan a diferentes personas en diferentes momentos, ejercicios que nos permiten aprender y sentir cómo es salirse del parlanchín y volver a nosotros mismos hasta que tengamos el don de ser capaces de integrar la calidad de la meditación en la vida diaria, sin la necesidad de tener más tiempo libre extra para hacerlo.

Todo puede convertirse en meditación, lo cual no significa que la meditación sea una actividad sino que cualquier actividad en la vida puede llegar a convertirse en una meditación. Esto significa realizar cada acto con conciencia. Conciencia significa estar en el momento presente.

Es muy difícil tener un solo segundo en el cual no tengamos pensamientos en nuestra mente. En cada momento multitud de pensamientos están buscando nuestra atención. Meditación significa simplemente observar estos pensamientos sin tener que analizarlos o involucrarnos en ellos.

En realidad ningún pensamiento es nuestro. Los pensamientos vienen de fuera. Nosotros no podemos ni siquiera detener que estos pensamientos vengan a nosotros pero sí que podemos evitar poner la atención en ellos. Este proceso de parar el poner la atención en los pensamientos es llamado atestiguar los pensamientos. Cuando somos testigos de los pensamientos  no pueden afectarnos/distraernos. Por lo tanto, si somos testigos de los pensamientos, entonces estaremos en el momento presente haciendo cada día actividades incluso al mismo tiempo que la meditación está sucediendo.

Poco a poco, en la medida que nos volvemos maduros en atestiguar los pensamientos, un día ellos paran de abordarnos, ellos pueden estar ahí pero nosotros no tenemos ningún interés en ellos porque nos hemos convertido en expertos en dar testimonio de ellos. Lentamente, así como vamos entendiendo la Mente y sus juegos, las cosas se van aclarando para nosotros. Llegamos a conocer cómo somos atrapados por la Mente una y otra vez.

“los métodos son necesarios sólo hasta que el estado de meditación, de relajación consciente, de conciencia y de estar centrado, forma parte de uno, no como una experiencia pasajera, sino como algo tan intrínseco como, digamos, el respirar”. OSHO

porque meditar…

la meditación es una manera de asentarse en uno mismo, en el centro de tu ser. una vez que has encontrado el centro de tu existencia, habrás encontrado tus raíces y tus alas.

las raíces están en la existencia, haciéndote un ser humano más integrado, un individuo.las alas están en la fragancia que se relaja al estar en contacto con la existencia. la fragancia consiste en libertad, amor compasión autenticidad, sinceridad, sentido de humor y un sentimiento grande de felicidad.

las raíces te convierten en un individuo, las alas te dan libertad para amar, ser creativo, compartir incondicionalmente la alegría que has encontrado. las raíces y las alas vienen juntas. son dos caras de una misma experiencia, esta experiencia es el encontrar el centro de tu ser.

nos estamos moviendo continuamente en la circunferencia, siempre en un lugar alejado de nuestro propio ser, siempre enfocándonos hacia los otros. cuando lo soltamos, cuando soltamos todos los objetos, cuando cerramos nuestros ojos a todo lo que no somos – incluyendo nuestra mente, los latidos de nuestro corazón son dejados atrás -; sólo el silencio permanece.

en este silencio te asentarás lentamente en el centro de tu ser, las raíces crecerán en su propio tiempo, lo mismo que las alas. no necesitas preocuparte de ellas. no puedes hacer nada por ellas. ellas vendrán solas.

tú sólo cumples una condición: ésta es, estar en casa; toda la existencia se convertirá en una dicha para ti, una bendición.
Osho, del libro ‘The Osho Upanishad, #9’

la revolución interna trae libertad y la única manera para nosotros de atravesar esta revolución interna es la meditación. la meditación implica simplemente olvidar todo lo que has aprendido. Es un proceso de descondicionamiento, un proceso de deshipnotizar.

la sociedad ha cargado a todos con miles de pensamientos. la meditación simplemente te ayuda a salir de este mundo de pensamientos, a un espacio de silencio. es un proceso de limpiarte completamente, de vaciar todo lo que ha sido forzado dentro de ti.

una vez que estás vació con espacio, silencioso, limpio, la revolución ha sucedido, el sol está saliendo; ahora tú vives en su luz! vivir en la luz de tu sol interior es vivir correctamente. realmente ésta es la única manera de vivir. los otros sólo están muriendo, muriendo lentamente, moviéndose en una cola que es mas corta y más corta cada momento, y en algún momento tú puedes ser el primero en la cola en realidad todo mundo está tratando de ser el primero en la cola; hay un gran deseo de ser el primero en todas partes.

lo que ordinariamente llamamos vida, no lo es. es solamente algo que dice llamarse vida. Es un proceso de muerte gradual o para ser mas exacto, es un proceso gradual de suicidio.

en el momento que te vuelves silencioso, conciente, claro y tu cielo interior está lleno de dicha, tú conoces el primer sabor de la vida verdadera. la puedes llamar dios, la puedes llamar iluminación, la puedes llamar liberación; la experiencia de la verdad, amor, libertad, dicha, diferentes nombres para el mismo fenómeno.
Osho, del libro ‘Nirvana Now or Never, #14’ 

que no es la meditación …

algunos conceptos erróneos frecuentes:

 

1) sólo para personas que están en la búsqueda espiritual.

los beneficios de la meditación son múltiples. El más importante es la habilidad para relajarse y ser consciente sin ningún esfuerzo. ¡Son herramientas útiles simplemente para todas las personas!

2) una práctica para tener “paz mental”.

paz mental es un término contradictorio. la naturaleza de la mente es ser un comentador crónico. lo que tú descubres con la meditación es la destreza para tomar distancia entre tú y el comentador, así la mente, que es un circo constante de emociones y pensamientos, no interfiere más con tu estado inherente de silencio.

3) una disciplina mental o un esfuerzo para controlar o ” domesticar” la mente,

para ser más cuidadoso.la meditación no es un esfuerzo mental, ni una manera de controlar la mente.el esfuerzo y el control crean tensión, y la tensión es la antítesis del estado de meditación. Además, no es necesario controlar la mente, sino sólo entenderla y ver cómo funciona. El meditador no necesita domesticar su mente, ser más cuidadoso, sino crecer más en conciencia.

4) enfocar, concentrarse o contemplar

enfocar, concentrarse es estrechar la conciencia. al concentrarte en un solo objeto excluyes todo lo demás. Al contrario, la meditación incluye todo, tu conciencia se expande. El contemplador se enfoca en un objeto, tal vez un objeto religioso, una fotografía, o se inspira en un aforismo. El meditador está simplemente conciente, pero de nada en particular.

5) una nueva experiencia

no necesariamente.los deportistas conocen este espacio, al que se refieren como “la zona” . El artista lo conoce – a través del canto, la pintura o tocando música. podemos conocerlo trabajando en el jardín, jugando con los niños, caminando en la playa o haciendo el amor. Incluso en nuestra infancia, lo hemos podido experimentar seguramente. La meditación es un estado natural que seguramente has experimentado, tal vez sin saber el nombre del sabor.

extraido de www.osho.com